Despidos simulados y partidos políticos en diferido

Queridas y queridos todos,

Perplejidad, confusión, incomprensión, asimilación, malestar, …. INDIGNACIÓN. Esas son las fases por las que cualquier persona sensata ha pasado estos días tras oir a la procer del Partido Popular tras “explicar” en su lenguaje marxista (no os asustéis, no el de Karl, sino el de Groucho) las relaciones laborales y profesionales de su partido con el “Señor” marido de Ana Mato y anterior “funcionario” de la casa y Luis Bárcenas (A.K.A.: Luis El Cabrón)

¿Nos toman el pelo? ¿Se creen que somos gilipollas imbéciles? Nos intentan colar una nueva forma jurídica dentro de las relaciones laborales, y más en concreto en el despido. Hablan de “despido simulado y en diferido”.

A cualquier hijo de vecino que le despidan sabe que su relación contractual con la empresa en la que cesa sus servicios TERMINA de forma inmediata una vez ejecutado. Ni simulado, ni diferido, ni nada que se le parezca.

Parece mentira, que un partido como el PP, que ha aprobado la reforma laboral más dura de la democracia, y facilitadora del despido hasta términos insospechados, nos venga ahora con cuentos chinos sobre sus opacas actividades laborales en su propio partido.

¿Despido simulado o tomadura de pelo?

Partiendo de la base de que el Partido Popular admite haber simulado una relación laboral, y manteniendo una cotización de un trabajador despedido, se tiene que el PP HA COMETIDO UNA INFRACCIÓN MUY GRAVE A LA SEGURIDAD SOCIAL (artículo 23.1.b de esta ley y sanción del 100% al 150% de las cotizaciones practicadas) o bien, admite que mintió y que no ha existido dicho despido hasta hace poco más de unas semanas.

Por otra parte, el Estatuto de los Trabajadores es claro en cuanto a que la extinción del contrato de trabajo es AUTOMÁTICA desde el mismo momento que se produce el despido y el Reglamento del Régimen General de la Seguridad Social también, que fija en 6 días el plazo máximo para cursar la baja del trabajador una vez extinguida la relación laboral y NO CABE COTIZACIÓN a la Seguridad Social alguna después de un despido aunque el pago de la indemnización sea aplazado.

¿Por qué mienten?

 En un país medio normal, transparente y democrático, un partido político que operase de tal forma (ya sea incumpliendo la ley de contratación y de seguridad social, o mintiendo) estaría fulminando de forma rápida y contundente a sus dirigentes y responsables. Pero no, Spain is different. Es que es más, se trata del partido que nos está “gobernando”. El que tiene que dar ejemplo, el que ha de marcar nuestros pasos, el que nos dice que nos apretemos el cinturón, que es época de sacrificio, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que hemos sido malos…

Basta ya!

P.D.: Señor De Cospedal, aún indignado por sus actuaciones, fraudulentas, opacas y de tomadura de pelo al ciudadano, no puedo dejar de agradecerle los grandes momentos vividos con sus declaraciones. Verla delante de los periodistas, temblando, diciendo absurdeces e incoherencias al estilo grouchiano, no ponen más que en evidencia su falta de credibilidad, y su incapacidad para aparentar una mentira tan grande como su cuenta bancaria.

Simulación en diferido – Cospedaladas

La parte contratante de Cospedal (Hermanos Marx)

Fuentes: ¿Por qué no actúa la Inspección de Trabajo en el despido simulado de Luis Bárcenas? por Remo (KaosenlaRed)

Share on Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *