Tag Archive for determinismo

Los orígenes de la Estadística I

En esta sección trataré de desgranar las causas y motivos que dieron lugar a la aparición y posterior integración de la Estadística dentro de las ciencias. Un lento paseo por sus orígenes y sus primeros pasos. Espero que lo disfrutéis.

Primeros resquicios del azar

El determinismo sufrió un proceso de erosión durante el siglo XIX y provocando la aparición de un espacio que dió cabida a las leyes autónomas del azar. La idea de la naturaleza humana fue desplazada por el modelo de “persona normal” y las leyes de la dispersión.

Ambas transformaciones se dieron en forma paralela y se fortalecieron la una a la otra, de forma que el azar hizo que el mundo pareciera menos caprichoso: el azar estaba legitimado porque aportaba orden al caos.

 

El azar como parte de la explicación de los fenómenos sociales

Cuanto mayor era el indeterminismo en nuestra concepción del mundo y de la sociedad de la época correspondiente al final de la erea napoleónica, más elevado era el nivel de control que se esperaba.

Muchas clases de conducta humana, especialmente conductas como el crimen y el suicidio, fueron especial objeto de recuento, ya que se manifestaban de forma regular año tras año. Por tanto, las leyes estadísticas de la sociedad parecían desprenderse de las tablas oficiales de desviación. Los datos sobre promedios y dispersiones formaron la idea de persona normal y llevaron a nuevas clases de manejo social, a nuevos medios de modificar “clases indeseables”.

 

Leyes no solo estadísticas

En los primeros años del siglo XX se suponía que las leyes estadísticas podrían reducirse a hechos subyacentes deterministas, pero el aparente predominio de esas leyes fue minando lenta y erráticamente el determinismo. Las leyes estadísticas llegaron a considerarse como leyes de derecho propio y su alcance se extendió a los fenómenos naturales.

Nació, por tanto, un nuevo tipo de “conocimiento objetivo”, producto de nuevas tecnologías para obtener información sobre procesos naturales y sociales. Surgieron nuevos criterios sobre lo que debía considerarse como prueba del conocimiento de este tipo. Las leyes estadísticas que podían justificarse así se usaron no solo para describir sino para explicar también el curso de los sucesos. El azar era domesticado en el sentido de convertirse en la materia misma de los procesos fundamentales de la naturaleza y de la sociedad.

Bibliografía: La domesticación del azar (The taming of Chance) – Autor: Ian Hacking. Editorial Gedisa 1990

Share on Facebook