Tag Archive for suicidios

Los orígenes de la Estadística II

El concepto de azar

En los inicios del siglo XIX se decía que el azar era una simple palabra que no tenía un especial significado, y que se trataba de una idea o un pensamiento generalizado entre el pueblo para designar de otra forma a la suerte.

Por ello, el azar no era contemplado por los ilustrados como un concepto a estudiar o tratar más allá de lo que podía significar el acertar alguna apuesta de caballos o galgos. Era un concepto vulgar.

Sin embargo, hasta los estudiantes y estudiosos de Medicina y de Biología, que rechazaban profundamente las leyes universales en su quehacer diario, sostenían que existían ciertas piezas invisibles e individuales que se hacían imprescindibles en la explicación de causalidades, y que por tanto, no prestaban un especial apoyo a la idea del azar generalizado.

El suicidio y las primeras estadísticas

Muchos de vosotros no sabréis que uno de los primeros campos en los que se empleo la Estadística como medida de recogida y análisis de la información fueron los suicidios.

En la primera década de 1800, tuvo lugar un debate público en Francia a raíz de la escalada de suicidios que se venían produciendo. ¿quiénes eran más suicidas, los parisienses o los londinenses? Lo que se preguntaba en 1815 se resolvió una década después, una vez recogidos y publicados los datos.

De hecho, en esa época, en los círculos médicos parisinos el suicidio era tenido en cuenta como un tipo de locura. Por ello, las estadísticas recogidas sobre suicidios debían tratarse como estadísticas debidas a la locura, según su argumento. Debido a esto, las teorías médicas de la causalidad fueron aplicadas directamente al suicidio.

En la década de 1820 se recogían tablas de datos oficiales que registraban el número y el tipo de suicidios registrados en una región. Dichos datos y una información análoga sobre crímenes se consideraban como los sucesores de la ciencia moral de Cordorcet. La nueva ciencia empírica de la moral debía considerar las leyes estadísticas de la conducta humana perversa.

 

Share on Facebook